5 Beneficios de Invertir en Bienes Raíces

Si buscas una fuente de ingreso alternativa fuera de un trabajo tradicional, los bienes raíces ofrecen una opción que vale la pena considerar. Mucha gente, incluso sin experiencia en inversiones, aprovecha las oportunidades de bienes raíces como un sueldo suplementario o su salario principal. En este artículo, vamos a repasar cinco beneficios de invertir en bienes raíces y cómo puede ayudarte a hacer crecer tu dinero. 1. Sueldo pasivo Los inversionistas de bienes raíces ganan dinero de los pagos de renta, revalorización y otros ingresos generados por la propiedad. Después de la inversión principal, por ejemplo, una propiedad destinada a la renta o en una casa en mal estado, puedes contratar a gestores de propiedad para llevar a cabo las tareas diarias mientras tu recibes el ingreso. En muchos casos, el ingreso que recibes crece con el tiempo según vayas pagando la hipoteca y aumentando tu capital. 2. Los bienes raíces son una inversión segura Aunque el mercado de bienes raíces haya experimentado fluctuaciones, estas son mucho más suaves en comparación con la bolsa. La gente siempre va a necesitar un lugar para vivir, y por ello siempre habrá una demanda de bienes raíces que otras inversiones no tienen. Además, una inversión en bienes raíces sirve como protección contra la inflación. Como la economía crece, los precios de renta aumentan mientras tu pago mensual de hipoteca sigue igual. Hay menos riesgo asociado a los bienes raíces porque la demanda de casas siempre existirá. 3. Beneficios de impuestos Una ventaja muy importante de invertir en bienes raíces son las deducciones y beneficios de impuestos. Puede deducir los gastos que asumes en la propiedad como la gestión, el mantenimiento, impuestos de la propiedad, seguro de la propiedad, y seguro de la hipoteca. Además, puedes deducir muchos gastos relacionados con el mantenimiento del negocio como viajes, equipamiento, oficinas, y publicidad. Estas deducciones sirven para bajar la base imponible para ahorrar dinero. 4. Opciones y flexibilidad Invertir en bienes raíces ofrece una cantidad de posibilidades muy amplias, no como bonos y acciones. Aquí presentamos solo algunas opciones que tienes cuando inviertes en bienes raíces: ● Comprar una casa para alquilar ● Comprar una casa en mal estado a precio bajo para renovarla y luego venderla para generar un beneficio ● Hacer una refinanciación por la que consigues liquidez y puedes usar esta liquidez para renovar una casa, comprar otra casa u otras muchas opciones. ● Subdividir terreno 5. Ser dueño de tu propio negocio En un estudio publicado por Hays, una empresa de recruiting, el 71% de trabajadores encuestados aceptarían menos sueldo por un trabajo mejor. Pero lo que pensamos es que dejar tu trabajo no tiene que suponer menos ganancias. De hecho, hay una oportunidad de ganar más con tus propias condiciones. Cuando inviertes en bienes raíces, inviertes en tu propio negocio y generas y aumentas tu propia riqueza. Los inversores de bienes raíces, desde los principiantes hasta los millonarios más expertos, son emprendedores que han decidido trabajar por su cuenta en vez de trabajar para otros. En resumen Los bienes raíces ofrecen una manera alternativa de ganar dinero tanto para los que quieren generar ganancias extras como para los que quieren dejar el mercado de trabajo tradicional en total y dedicarse a los bienes raíces de manera permanente. No hay que tener experiencia previa para empezar, todo el mundo puede aprender a ser inversor de bienes raíces. No solo tiene un impacto positivo en el inversor, sino que además hay un impacto positivo en la comunidad por el cual esta crece y se desarrolla para crear unas mejores condiciones de vida.